problematica2

El empleo joven es una de las problemáticas sociales más relevantes para el presente y el futuro de la Argentina y de toda la región.

En América Latina hay 108 millones de jóvenes de entre 15 a 24 años de edad. Solo el 50% de ellos trabaja. Más de la mitad de los que trabajan lo hacen en condiciones de informalidad.

Solo el 22% de los jóvenes de Latinoamérica obtienen un trabajo formal. La tasa de desempleo juvenil triplica la de los adultos.

Más del 50% de los jóvenes de América Latina no completan la escuela secundaria. Los que sí la completan no están suficientemente preparados para enfrentar los nuevos requerimientos del mundo del trabajo.

Los jóvenes en situación más vulnerable, especialmente las mujeres, son los más afectados por el desempleo y la informalidad. Las posibilidades que estos jóvenes tienen de acceder a un trabajo estable y de calidad son bajas. Esto condiciona la calidad de vida actual y futura de los jóvenes, de sus familias y de la sociedad en su conjunto.

Los jóvenes necesitan y buscan una oportunidad. Un futuro mejor.

Debemos invertir y ofrecerles una formación adecuada para el mundo laboral y mejorar la calidad de las ofertas de trabajo.

El potencial de estos jóvenes es enorme. Debemos ayudarlos a encontrarse con ellos mismos y transmitirles que la cultura del trabajo es el camino. Queremos que eleven su autoestima y descubran que pueden soñar y alcanzar sus metas.

Ofrecerles una oportunidad seria y de calidad es responsabilidad de todos. Porque el futuro de estos jóvenes es el futuro de nuestro país y de toda nuestra región.

Millones de jóvenes en situación de riesgo nos esperan y nos necesitan.